0 Capitulo 1.3

Cornelius


Miro orgulloso a mi alrededor.
Cinco hombres me miran esperando mi respuesta.
- Dean, tu llevaras a los tuyos a la parte oeste de la insula. Quiero que conquistes hasta el centro. Según los cientificos que han conseguido volver ese terreno pertenece a unos seres extraños, los llamados Señores de la Noche. Dicen que son frios como el hielo, fuertes como el material que utilizamos para nuestros barcos, y que, sobretodo son peligrosos. Ten mucho cuidado. Si consigues conquistar ese terreno, parte de el estará bajo tu dominio.
Dean frunce el ceño y en su palida cara se dibuja una arruga que surca su frente.
-¿Parte?- Dice mirándome con sus ojos verdes, bueno, con su único ojo verde.
-Si, lo siento, pero el cincuenta por ciento de las tierras conquistadas por tus tropas serán para mi.
Dean va a replicarme, pero mi mirada cortante le calla. Soy consciente de lo que mi mirada puede hacer, y lo mejor es que se sacarle su máximo provecho. Gracias a esto me he podido abrir paso en mi pueblo, después en mi ciudad, mi país y luego mi mundo.
-Urano, quiero que tu vallas a la parte sur. Al parecer la princesa que gobierna este paramo posee poderes mágicos.- la comisura del labio de Urano se alza hacia arriba- No te rías. Hace poco envie una expedicion de la que solo han vuelto dos de mis hombres. Segun ellos, los otros cinco que les acompañaban se vieron seducidos por la princesa y convertidos en arboles...
-¿Como es que pudieron escapar?
-Les dejaron ir, supongo que para insuflarnos miedo.- Urano asiente volviendo a su cara seria de mandíbula prominente.
- Even, a ti te tocan los mares que rodean a la insula pero quiero que te centres en Mar Grande. Es el mar mas extenso y segun un informe redactado por un submarino que mando sonar a 1000 kilómetros a la redonda se haya allí una ciudad submarina. Sabemos que las hay en todos los mares pero esta es especial. Allí habita la Princesa de las Mareas.- Even asiente ante mis palabras.- No te dejes engañar, es una sirena de pelo castaño claro, rasgos delicados, piel de marfil y unos inmensos ojos plata. La reconocerás por su cola perlada y por el emblema que luce. Posiblemente lo lleve engarzado en la cola o en un colgante. También mirale las manos, quizá utilice un anillo. Te encomiendo esta misión porque se que eres un marinero de agua salada desde tu nacimiento y confío en que conseguirás dominar a ese par de sirenas.- Even asiente.
- Gracias por confiarme tal misión y le prometo que no le defraudare.- Asiento complacido.
- Bien, pueden retirarse. El territorio meridional será mío. Atacare desde una de las arrecifes.- Los tres hombres asienten y se retiran.
Camino por la sala y las botas resuenan en el mármol. Será una caza magnifica. Esa ínsula me hará rico, tendré mi continente. Observo la ciudad por las vidrieras. Esta en camino la era del progreso y la conquista. Comienza la colonización.

0 clanes:

Publicar un comentario

 

Crónicas de los Cuatro Clanes Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates